Home / España / Colectividades & Catering / 3 claves que le ayudarán a ser un referente en el sector Horeca

3 claves que le ayudarán a ser un referente en el sector Horeca

sector Horeca

La comida es un placer universal. En todo el mundo es fuente de nutrición, de alegría y de confort para quien la consume, pero también para quien la prepara: los dueños de los restaurantes más exitosos no obtienen su satisfacción y motivación de sus dividendos, sino de los cientos de expresiones de asombro y felicidad de sus clientes.

El sector HORECA es apasionante, y un negocio de este tipo puede ser una mina de oro, sin embargo, también resulta insospechadamente complejo debido a la gran cantidad de factores involucrados. A veces es fácil perder el rumbo entre tantos detalles que hay que cuidar.

Si usted ha llegado hasta nuestra página, es porque ya tiene lo más importante: la firme intención de hacer que su negocio sea exitoso. Esto se dice fácil, pero involucra un compromiso y un amor por su restaurante que pocos en el sector tienen.

Por ello, queremos hacer nuestra aportación. Nuestro giro de negocio nos ha permitido entrar en contacto directo con un gran número de restaurantes, hoteles y negocios de gran éxito, y en todos hemos observado patrones en común que aplican lo mismo al restaurante asiático más moderno que al más madrileño de los Cafés.

Mesura en el menú

Al momento de diseñar el menú, es muy común entusiasmarse e incluir toda clase de platos en aras de dar variedad. El resultado es una carta que bien podría ser un tratado culinario, con comidas que no guardan ninguna relación o que tienen diferencias mínimas entre sí.

Lo único que se logra con esto es abrumar al cliente con tantas opciones y entorpecer la logística de su operación, pues debe aumentar la variedad de productos y con ello la cantidad de proveedores y de espacio de almacenamiento.

Además, tener un menú con muchos platos le exige a su personal tener un acervo culinario demasiado grande, al punto de ser impráctico, pues toma más tiempo hacer diferentes preparaciones en pequeñas cantidades que preparar mayor volumen de unas pocas recetas.

¿El resultado? Una buena intención inicial termina abrumando al cliente, haciendo lento el servicio y aumentando los costes.

Lo mejor que puede hacer es ofrecer unas pocas comidas icónicas, populares y bien servidas, que sus clientes reconozcan con facilidad. No es casualidad que en Valencia la paella abunde como agua de mayo. 

Escoja a su equipo 

Un restaurante necesita de un equipo de trabajo que funcione como un engranaje de relojería: hacen falta anfitriones, jefes de sala y camareros, chefs y ayudantes con buen temple, que se conozcan entre sí y que operen con eficacia.

Esto viene a que muchos restaurantes contratan personal, pero no se preocupan de buscar empleados con vocación y menos aún de inspirarlos haciéndoles ver la importancia de su rol.

Por ello, es importante que no escatime tiempo en las entrevistas: busque asistencia de un especialista en recursos humanos e infórmese de los rasgos deseables (e indeseables) en un aspirante.

Tampoco preste menor atención al entrenamiento de su personal. Muchos administradores suelen omitir este paso ante el temor de que una vez entrenados, los empleados se marchen hacia otra empresa. Créanos, incluso si lo hacen, los beneficios de tener personal bien entrenado y capacitado sobrepasan al costo de instruirlos.

Siga al buen gusto, no a la moda

Puede ser tentador escoger decoraciones y equipamiento extravagante para su establecimiento, pero no siempre resulta ser la mejor idea: con el advenimiento de la moda hipster fuimos testigos de establecimientos que se esforzaron demasiado en ser originales y diferentes, casi siempre con resultados desastrosos: desde lavamanos con cubos de acero galvanizado hasta platos deconstruidos o recetas con salsas servidas en tablas de madera, pasando por mobiliario inusable, iluminación deficiente (cuando no de plano ofensiva), ambientes ruidosos y un largo etcétera.

No es que nos opongamos a la innovación, todo lo contrario: admiramos y sabemos reconocer el esfuerzo que supone implementar ideas nuevas, y justo por ello nuestra tercera recomendación es que tampoco escatime en el tiempo y los recursos dedicados a equipar y decorar su establecimiento. Puede que los honorarios de un diseñador de interiores parezcan elevados, pero en realidad se trata de una inversión que se pagará a sí misma en poco tiempo.

Y si en cualquier momento tiene dudas, basta con ponerse en los zapatos de su cliente y preguntarse “¿Me siento cómodo usando esto? ¿Es lo que quiero ofrecer a mis comensales?”

Y claro, no es necesario que mencionemos aspectos como la calidad, la higiene y las buenas prácticas en su negocio restaurantero, pues son de sentido común. En Winterhalter queremos ayudarle a crecer, por eso le ofrecemos la línea más moderna, sustentable y eficiente de equipos lavavajillas, para que la limpieza y la desinfección de todos sus utensilios no sea nunca más una preocupación.

Comentarios

Déjanos tus comentarios