Home / España / Colectividades & Catering / Motivos que le indican que debe cambiar su lavavajillas industrial

Motivos que le indican que debe cambiar su lavavajillas industrial

lavavajillas industrial

Las personas que hayan trabajado en el sector HORECA saben bien lo importante que es tener un buen lavavajillas industrial, sin embargo existe cierto porcentaje que no se preocupa porque esta pieza clave funcione de manera óptima. Por ejemplo, no es extraño encontrarse con unidades demasiado ruidosas, que gotean, guardan humedad y olores raros e incluso que no lavan los utensilios como es debido.

Cuando el lavavajillas funciona de manera óptima, todo trabaja como un mecanismo de relojería, pero cuando no es así, la cocina pierde productividad de manera significativa, y provoca una desproporcionada lentitud en el servicio, especialmente durante horas con gran flujo de trabajo, entre otros problemas.

¿Cómo puede saber si ha llegado el momento de sustituir su lavavajillas? Hemos resumido la respuesta en estos cinco sencillos puntos:

  1. Su flujo de clientes ha incrementado en más de un 20% desde que adquirió su equipo

Si su negocio ha tenido éxito seguramente ha debido añadir algunas mesas. Un aumento en el flujo de clientes demanda una mayor capacidad de infraestructura, y en este caso, el lavavajillas posiblemente sea insuficiente para su nueva demanda de cristalería, vajilla o cubertería limpias. Por regla general, si su clientela es un 20% mayor de lo que originalmente era, es momento de reemplazar su equipo de lavado.

Aunque comprar un equipo nuevo pueda parecer una inversión que puede esperar, no lo es, seguramente su clientela seguirá aumentando y tiene que ser más productivo. ¿Qué mejor que poder atender a todos esos nuevos clientes con la rapidez que caracteriza a su cocina?

  1. Su equipo lavavajillas tiene más de 5 años

Al igual que todos los equipos electromecánicos, los lavavajillas industriales que no son de la marca Winterhalter tienen un periodo de vida útil alrededor de los 5 años. A partir de este tiempo siguen funcionando, pero con más incidencias técnicas y necesidad de reparaciones por lo que sus costes operativos aumentan.

Usar un lavavajillas que haya superado los 5 años de funcionamiento además implica un riesgo creciente de averías, y cómo se trata de un elemento crítico en el buen desempeño de la cocina, lo mejor es reemplazarlo por una máquina de lavado nueva y duradera. 

  1. Su equipo es anticuado y no cuenta con ciclos inteligentes de control y ahorro de agua y energía

Muchos equipos sólo pueden estar encendidos o apagados, algo obsoleto hoy en día. Los ciclos inteligentes de lavado no son sólo un lujo de los fabricantes para incrementar sus ventas, sino que en realidad responden a la necesidad cada vez mayor de disminuir el consumo de agua y energía eléctrica. Estas medidas no sólo producen beneficios medioambientales, sino que, ofrecen una mayor eficiencia y ahorro en costes.

Los ciclos inteligentes no se limitan a ahorrar recursos: algunas unidades modernas como los equipos Winterhalter, cuentan con programas silenciosos para no arruinar las tranquilas veladas en su restaurante, programas intensos por si el plato del día era especialmente pringoso, funciones de autolimpieza y otras tantas características.

  1. Debe llamar a servicio técnico con frecuencia

Puede ser que su equipo de lavado no deje de funcionar del todo, pero de pronto saque una  cesta con utensilios no tan limpios, que haga ruidos raros, que guarde olores y humedad o que comience a soltar residuos, y naturalmente hay que llamar a servicio técnico.

Si la intervención de un técnico es necesaria con una frecuencia mayor a una vez cada dos meses, es buena idea invertir en una unidad nueva.

  1. Maneja dos lavavajillas pequeños o medianos

Cuando la demanda aumenta, la “solución” más usual es comprar una segunda unidad para absorber todo el trabajo extra. Puede parecer una medida efectiva, pero definitivamente no es la mejor: un lavavajillas industrial de gran capacidad está diseñado y optimizado para higienizar una gran cantidad de utensilios con la menor cantidad de recursos posible. Te invitamos a conocer los equipo Winterhalter y descubrir más beneficios.

Por el contrario, usar dos lavavajillas pequeños o medianos para lavar el mismo material implica gastar agua y electricidad adicional en cada ciclo de lavado, y a fin de mes puede representar una suma importante de dinero desperdiciado.

Si ha reconocido que alguno o varios de estos puntos afectan a su lavavajillas y está considerando reemplazarlo, seguro se está preguntando:

¿Cómo elegir su nuevo lavavajillas?

  • Considere su demanda actual de lavado más su crecimiento esperado en los próximos tres años. 
  • Adquiera un equipo con ciclos inteligentes y respetuoso con el medio ambiente. 
  • Elija un equipo fácil de usar, con una interfaz sencilla que no requiera de mucho esfuerzo para saber utilizar y que además sea seguro para su personal. 

Lo invitamos a ver el catálogo de Winterhalter, donde encontrará productos y soluciones innovadoras que cubrirán ampliamente sus necesidades.

Comentarios

Déjanos tus comentarios