Inicio / Latam / Alimentación Industria / Buenas prácticas para el almacenamiento de alimentos

Buenas prácticas para el almacenamiento de alimentos

Chef abriendo una nevera

Cuando se trabaja con alimentos, los cuidados en su almacenamiento, tratamiento y preparación deben ser más rigurosos, se debe evitar cualquier tipo de contaminación y posibles apariciones de bacterias.

Es importante entender que un excelente manejo de los recursos le ayudará a tu negocio a mantener un equilibrio y una excelente planeación de gastos, por eso del almacenamiento depende la calidad.

¿Qué debes tener en cuenta?

Si son alimentos perecederos

Estos se caracterizan por experimentar alteraciones en su naturaleza durante cierto tiempo determinado, debido a que sus características biológicas y físico-químicas son más vulnerables. En este caso hacemos referencia alimentos como carnes, aves, pescado, embutidos, frutas, verduras y productos lácteos.

Necesitarán un ambiente especial con condiciones de conservación y así mantener la seguridad del consumidor final.

Se deben garantizar los siguientes factores

  • Un estricto control de higiene tanto de los alimentos como de los elementos en los que se almacenan y sirven.
  • Un excelente proceso de distribución, de manera que los productos se repartan en función de su caducidad.
  • Un correcto flujo de desechos para su elaborada y correcta eliminación.
  • Una atmósfera controlada.

Alimentos no perecederos

En este caso hablamos de alimentos que no se deterioran tan fácilmente como los mencionados, sino por aspectos como mal manejo o contaminaciones repentinas. Algunos alimentos son: pastas, azúcar, harinas, sal, café entre otros, al no necesitar condiciones especiales se pueden almacenar en lugares frescos y con buena ventilación.

A tener en cuenta…

  • La bodega o almacén deben estar completamente limpios.
  • Ordena los productos y protégelos para reducir los riesgos de contaminación.
  • Procura que su acceso sea fácil.
  • Realiza periódicamente las debidas fumigaciones contra las plagas que generalmente atacan las cocinas profesionales (insectos y roedores).

La limpieza e higiene es uno de los aspectos más importantes para los negocios que trabajan con alimentos, si se trata de un restaurante o bar las máquinas con las que se trabaja también deben garantizar una higiene óptima. Recuerda que Winterhalter cuenta con una variedad de soluciones de lavado que te ayudarán a optimizar tus
recursos y ser más eficiente. Descubre más aquí.

No olvides

1. Clasificar los alimentos es muy importante para identificar cuál es su modo de conservación y preparación más oportuno.
2. Define unas zonas específicas, cámaras frigoríficas, alacenas, vitrinas, bodegas y todo lo necesario para un buen almacenamiento.
3. Procura que el acceso sea oportuno y así facilitar su localización.

Una buena planeación en tu cocina profesional le permitirá a tu negocio ser más efectivo.

Comentarios